Viernes 23 de abril de 2021

FACE

Autoridades nacionales y regionales, del mundo académico internacional, nacional y regional, personeros de instituciones del área privada, además de estudiantes, egresados, titulados y funcionarios, estuvieron presentes en lo que fue la inauguración del año académico 2021 de la Universidad Arturo Prat.

La ceremonia  que tuvo más de 300 asistentes y que fue transmitida a través facebook live de nuestra Universidad y la plataforma del proyecto SUS-TER, oficialmente dio inicio a las actividades académicas de esta Casa de Estudios Superiores, ocasión en la cual la máxima autoridad universitaria, Alberto Martínez Quezada, sostuvo que el 2020 “Para nuestra universidad también fue un año complejo, en que tuvimos que reinventarnos para  continuar con nuestro quehacer de manera virtual, poniéndonos a disposición para apoyar a la comunidad en la lucha contra esta pandemia”.

Martínez, señaló, que se recibió a la Institución con una situación financiera compleja, con un alto nivel de endeudamiento, que financiaba una componente importante de sus operaciones endeudándose,  y que tras hacer un diagnóstico se proyectó un futuro serio y responsable. “Construimos un nuevo Plan Estratégico Institucional participativo, reorientando nuestra mirada y focalizando nuestras acciones, buscando ser actores relevantes en las regiones en donde estamos presentes, Plan que indicaba que debíamos tomar decisiones complejas y dolorosas. Las tomamos y fuimos capaces de instalar y decretar lineamientos de austeridad y una reestructuración que nos permitiera contraernos y proyectar una viabilidad institucional, estando ad-portas de un nuevo proceso de acreditación. Proceso de acreditación que deberemos enfrentar este 2021, no con promesas, si no con un diagnóstico serio, un plan aterrizado y con resultados concretos al momento de cerrar el informe de autoevaluación. Desafío que, entre todas y todos, está siendo posible y estamos seguros de que será exitoso”.

PARTICIPACIÓN Y CIFRAS POSITIVAS

Destacó que algo relevante de este proceso, es que todas las decisiones fueron tomadas en forma unánime por los principales cuerpos colegiados, esto es, el Consejo Académico y la Honorable Junta directiva, evidenciando una coherencia institucional y que todo esto es el resultado del compromiso de todas y todos por sacar a delante la universidad.

Ingrese ACA

Vea el siguiente video

Recalcó que a pesar de llevar sólo un año en este esfuerzo institucional, este trabajo ha dado resultados y dio cuenta de cifras que muestran los avances alcanzados que se reflejan en un ahorro de MM$7.000 respecto del 2019, por concepto de aplicación de medidas de austeridad y la disminución de MM$300 mensuales en remuneraciones, proyectando un ahorro anual sobre los MM$3.000.

“Este año se planifica repactar gran parte de nuestra deuda de corto a largo plazo, lo que permitirá redistribuir la carga financiera en el tiempo”.

Agregó que a pesar de que este año fue tarea prioritaria el ordenar la casa financieramente, también se realizaron esfuerzos otras áreas, a modo de ejemplo, se efectuaron reformulaciones e innovaciones en docencia, para enfrentar la virtualización y continuar mejorando nuestros indicadores de progresión, como la retención; avances en acreditaciones y certificaciones obligatorias y voluntarias de carreras; acreditación del primer postgrado, además, de presentar el segundo postgrado a acreditación y otros varios vienen en camino.

Afirmó que “se redefinió de una política de vinculación con el medio, haciendo realidad el desafío planteado en la nueva Visión Institucional, de ser actores relevantes en el territorio; se definieron metas para el 2025, para contar con seis magister y tres doctorados acreditados. Además se ha fortalecido los resultados de proyectos Fondecyt adjudicados por año, manteniendo una productividad de 160 publicaciones por año”.

vea en el siguiente link

Descargas

Archivo Adjunto PDF