Comunidad Universitaria aprobó nuevo Estatuto Orgánico Universitario, avanzando así hacia la democratización

En un hito histórico para la Universidad Arturo Prat se constituyó la votación virtual realizada este 29 y 30 de abril por parte de la comunidad universitaria, que aprobó el nuevo Estatuto Orgánico de nuestra Institución y que reemplazará al que nos rige desde 1985.

En esta ocasión el Secretario General de la UNAP, Pablo González dio a conocer el resultado del escrutinio realizado por el Tricel Triestamental, desagregado por estamentos, donde participó un total de 818 miembros de la comunidad universitaria:

De 336 personas del Estamento Estudiantes que votaron, un total de 282 lo aprobaron lo que representa un 83.93%, mientras que 54 lo rechazaron, correspondiendo esta cantidad a un 16,07%

En el Estamento de Funcionarios Administrativos, votaron 280 personas de las cuales 214 aprobaron el Estatuto, representando un 76,43% y 66 personas lo rechazaron, representando un 23,57%.

Finalmente, en el estamento Funcionarios Académicos, votaron 167 jornadas completas, 30 medias jornadas y 5 profesores hora, que de acuerdo con la ponderación por jornada corresponde a un quorum de 1097 votos ponderados. De ellos, 709 votos ponderados aprobaron, representando un 64.63% y 388 rechazaron el Estatuto con un 35,37%.

Así al contar con la mayoría absoluta de votos de todos los estamentos, de acuerdo al artículo 15 letra a del Reglamento del Claustro, el Estatuto Orgánico de nuestra Universidad, fue aprobado.

En la oportunidad, el Rector de la Universidad Arturo Prat, Alberto Martínez Quezada, agradeció a las personas que participaron en la realización de todo este proceso, a la Comisión Estatuto Orgánico, al Tricel Triestamental y a la Facultad de Ciencias Jurídicas que redactó el texto, así como a toda la comunidad universitaria que participó en la votación. “Este es un gran paso en la modernización y democratización de nuestra Universidad, porque de esta manera define su futuro Triestamentalmente dentro de los límites legales, superando con ello los estatutos de 1985”, manifestó.

Agregó, que este es el resultado de un trabajo de más de 5 años a partir del claustro universitario realizado el 2017 y, motivo de orgullo para toda la comunidad, entendiendo que todo es mejorable, por ser el resultado de un proceso, participativo, democrático y triestamental. 

Finalmente, invitó a toda la comunidad a continuar trabajando al servicio de un conocimiento vinculado al territorio.