LA CULTURA ORGANIZACIONAL EN LAS EMPRESAS Y SU IMPORTANCIA EN LA ACTUALIDAD

 

Reflexión Académica

2022

El presente artículo pretende reflexionar sobre la cultura organizacional y su importancia en la época actual producto de los continuos cambios en que nos encontramos en el mundo empresarial.

Es importante recordar que este concepto aun cuando ha existido siempre, comienza a tomar mayor relevancia en la década de los ochenta, en donde representa un sistema compartido por los integrantes de la organización.

La cultura organizacional es única y está presente todo el tiempo, se manifiesta de diferentes formas, pero sobre todo en el accionar de los colaboradores, en su comportamiento, y en su mentalidad. La cultura organizacional es dinámica y coyuntural.  Se puede apreciar que no es lo mismo analizar la cultura de una organización hace un par de años atrás antes de la pandemia del covid19, que hacerlo de un tiempo a esta parte con el cambio estructural que sufrieron la mayoría de las organizaciones debido al contexto que estamos viviendo actualmente.

Por tanto, un alto número de empresas tuvieron que adaptarse a una nueva forma de trabajar, pero sobre todo a una nueva manera de relacionarse con sus colaboradores, a fomentar más espacios de comunicación, comprensión y flexibilidad, adaptados a una nueva realidad emergente, a la que nadie puede ser indiferente, se puede apreciar también cómo los estilos de dirección han tenido que ir cambiando.

La cultura de la organización también está presente en la percepción que tiene cada uno de los colaboradores hacia la compañía, eso habla de la mentalidad que predomina al interior de esta.

Por consiguiente, es importante que la cultura organizacional sea coherente y que permita al colaborador identificarse con lo que la organización transmite. Debe existir una coherencia entre lo que es la organización al interior representado por las percepciones de sus colaboradores, pero también la imagen relacional que los entornos representados por todos los agentes externos tengan de ella, dado que la organización es un todo.

Lo anterior, lleva a que cada organización y sus integrantes deben tener claro algunos elementos como la visión, misión, valores y objetivos. Pero igualmente se debe considerar la capacidad de resiliencia o flexibilización que le otorgue una dinámica orientada a estar preparada frente a los constantes cambios que se producen en el medio y que la afectan.

Finalmente, la cultura organizacional debe ser trabajada por todos los integrantes de la compañía con la finalidad de mantenerse vigente, sea aceptada y compartida  para de esta forma lograr resultados exitosos en el tiempo.

La idea es que este artículo nos oriente a entender por qué la cultura organizacional es importante en el ámbito del trabajo y nos ayude a reflexionar de qué manera debemos ser parte de su existencia.

 

Manuel Velásquez Díaz

Magister en Administración de Empresas

 

Referencias bibliográficas

Robbins, S. y Timoth J. Comportamiento Organizacional, décimo tercera edición Person Prentice Hall México 2009