Portada Facultad de Ciencias Físico e investigador de la UNAP analiza los Cielomoto en tiempos de pandemia

Facultad de Ciencias


Casa Central - Iquique
Fenómenos de la Atmósfera

Físico e investigador de la UNAP analiza los Cielomoto en tiempos de pandemia

Fantasmas, aliens, o el anuncio del fin del mundo, son algunas de las explicaciones entregadas por quienes han vivido el fenómeno de los Cielomotos a lo largo de la historia, ya que desde el año 1824 se encuentran documentados en la literatura. No obstante, los científicos afirman que este es solo

Imagen

 

Sin duda, la aparición del COVID, que trajo consigo la cuarentena en muchas partes del planeta, ha dejado al descubierto una serie de eventos naturales que se han percibido al tener menos personas en las calles e industrias contaminando. Es así como,  se  ha observado la aparición de especies salvajes en las urbes, el retorno de otras a sus hábitats primigenios y  ruidos poco comunes en algunas partes del planeta, tal como los ocurridos en Argentina durante estas últimas semanas, denominados Cielomotos, así lo señala el Dr. José Díaz Polanco, Físico, investigador y académico de la Facultad de Ciencias de la Universidad Arturo Prat.

"Es ciertamente un fenómeno natural que asusta a quien lo escucha y llama mucho la atención por lo extraño y poco usual que es. Sin ser especialista en Alta atmósfera, puedo señalar que el Cielomoto es un fenómeno atmosférico que muchos lo comparan con "ruido de trompetas" o algo parecido a un "zumbido",  también conocido como Skyquakes y son ruidos impresionantes  que aparecen en la atmósfera, pudiendo  ser comparados con ondas mecánicas  a una  frecuencia variable que, de acuerdo a los sonidos que han sido grabados, pareciera oscilar entre los  200 a 800 Hertz, mostrando distintos tiempos de duración, llegando incluso a escucharse intermitentemente por muchos minutos, lo que ha causado temor en las comunidades testigos".

El especialista señaló que "su origen exacto no es muy claro aún, debido a la inmensa cantidad de interacciones y procesos que ocurren tanto en la baja como en la alta atmósfera, no es tan simple adjudicar a un único proceso como el responsable de estas ondas sonoras tan impactantes. Sin embargo, diversos análisis muestran algunas características comunes en dichos eventos, tales como, que ocurren en días donde existe una alta densidad de nubes, acompañadas de frentes de baja presión y una dinámica atmosférica en donde ráfagas de viento están presente. Así como los terremotos se asocian a la ruptura de partes de una placa tectónica que está en colisión con otra, los Cielomotos se pueden relacionar  a colisiones o deslizamientos de grandes masas de aire, que interactúan entre sí a distintas velocidades, temperaturas y presiones, provocando gradientes de presión que se traducen a sonidos que viajan por la atmósfera, tal como lo hacen las ondas mecánicas con frecuencias en el rango audible".

Agregó que este fenómeno se ha presentado en lugares tan diversos como en las orillas del río Ganges en India, la Costa Este de los Estados Unidos, así como en áreas del Mar Del norte, Japón, Australia, Italia, Drogheda, Irlanda, Pune, Ambala, Noruega, Bengaluru, Brasil y Uruguay, destacándose lo ocurrido en  Buenos Aires San Juan y en la zona austral de Argentina hace algunas semanas atrás.

No obstante, precisa el investigador que Iquique no es un escenario propicio para la ocurrencia de este raro fenómeno atmosférico, "Existen en nuestra ciudad  condiciones muy estables a nivel atmosférico, que no permiten el tránsito fluido de frentes de baja presión, caracterizando a nuestro norte por una gran estabilidad climatológica regulada por el anticiclón del Pacífico Sur. Tal vez, es más probable que ocurra en la zona sur, sin embargo, no es un fenómeno común y se deben conjugar varios factores simultáneamente para que ocurra. Se cree que el factor fundamental, para la aparición  puede llegar a ser un tipo muy particular de choque de masas de aire a distintas temperaturas, velocidades y densidades, en donde una termina por atravesar a la otra, provocando durante todo el tiempo que demora en salir,  una onda mecánica, tipo onda de choque en el rango de frecuencias audibles".

OTRAS HIPOTESIS

De acuerdo con otros especialistas, existirían diversas razones que causarían este sonido tan aterrador, tales como, ondas de presión que rebotan en la atmósfera debido a grandes olas que golpean acantilados, colisión de masas de plasma en la ionosfera e inclusive hasta la caída de un meteorito.

Es así como algunos afirman que, en las zonas costeras, las olas golpean acantilados y liberan pequeños cristales de gas metano, generando el proceso de combustión del mismo enormes estruendos debido al encuentro aparatoso de corrientes de aire frías y calientes. Sin embargo, estas hipótesis no tienen mucho fundamento y terminan enmarcadas en especulaciones, a la espera de algún experimento que dé con la explicación real.

Díaz destacó que si bien, esta cuarentena planetaria ha dejado al descubierto este extraño fenómeno para que la ciencia investigue, además dejó en evidencia la importancia de la investigación científica como base fundamental para mantener la calidad de vida de la humanidad. "Toda investigación científica, tanto teórica como experimental, en las distintas ramas de la ciencia, nos nutre de conocimiento sobre la naturaleza, desde los que estudian el micro mundo hasta los que buscan la ley última que gobierna el Universo, en cualquiera de las escalas del conocimiento, merece el respeto y el apoyo de la comunidad, pues en su razón de ser está la vida, la evolución  y la perpetuidad de la especie".