Portada Noticias y Actividades Noticias de Victoria Constanza Zapata Hernández, Docente de Ingeniería de Ejecución en Prevención de Riesgos en UNAP Sede Victoria: Reflexiones sobre el rol de los profesionales de prevención de riesgos en la pandemia

Noticias y Actividades


Lunes 11 de mayo de 2020
Sede Victoria

Constanza Zapata Hernández, Docente de Ingeniería de Ejecución en Prevención de Riesgos en UNAP Sede Victoria: Reflexiones sobre el rol de los profesionales de prevención de riesgos en la pandemia

Artículo destinado a visibilizar el aporte de diversos actores en el actual escenario de crisis sanitaria

Imagen

Pensar en prevención es pensar inequívocamente en la salud de las personas, pero, ¿cómo se llega a cuidar la salud de estas en situaciones anormales, en donde cada uno de nosotros queremos el propio bienestar y el de nuestros seres queridos?

Esta interrogante conlleva un gran desafío... y aquí, es donde aparecen a la luz oficios y profesiones que nos han permitido continuar nuestra vida con relativa tranquilidad, permitiendo "cuidarnos", como son el personal de servicios básicos, fuerzas de orden y seguridad; personal de empresas de aseo, empresas controladoras de plagas y desinfección; comercio minoritario (almacenes, panaderías, etc.), trabajadores de farmacias y supermercados -con todas las interacciones que ello implica-; transporte de materiales y urbano; y logística en general.

Ahora bien, ¿cómo cuidamos a estos trabajadores? Que cabe señalar que, al comienzo de esta pandemia, se sentían mucho más expuestos que el resto de la población y, por ende, menos beneficiados.

Es mediante la labor de expertos en prevención de riesgos, ingenieros en alimentos, encargados de recursos humanos y propietarios de establecimientos; los cuales, entre todos, han aportado a la protección de la salud de la población, formado una simbiosis de acciones beneficiosas para todos nosotros y que tienen un único fin que, como lo indica la salud ocupacional, es mantener el más alto grado de bienestar físico, social y mental de los trabajadores a través de medidas que han sido tomadas con mucha responsabilidad y rigurosidad en nuestro país, desde el comienzo de esta situación.

Por último, quiero destacar que después de dos meses, en los cuales, la máxima de esta amplia gama de trabajadores que he mencionado, ha sido la prevención de riesgos y, por sobre todo, el autocuidado; es que creo cada uno de ellos se siente mucho más orgulloso hoy de su labor, resguardando lo más preciado que tenemos en nuestro país: a los adultos mayores, es decir, a nuestro patrimonio cultural; y a los niños, que son nuestro futuro.