Portada Instituto de Estudios Internacionales Noticias Inte Servicio Jesuita a Migrantes presenta propuestas ante crisis sanitaria que viven los extranjeros

Instituto de Estudios Internacionales


Viernes 17 de abril de 2020

Servicio Jesuita a Migrantes presenta propuestas ante crisis sanitaria que viven los extranjeros

Imagen

La actual crisis sanitaria provocada por el Covid-19, genera una tremenda amenaza para la humanidad colectiva, especialmente para las personas extranjeras que viven en nuestro país, quienes continúan enfrentando dificultades administrativas para ejercer y ver protegidos sus derechos. Sin embargo, esta compleja realidad se transforma en una oportunidad para que la población migrante en Chile aporte significativamente a detener esta emergencia.
Por ello, el Servicio Jesuita a Migrantes (SJM), la Comisión de Salud y Migración del Colegio Médico de Chile y diversas organizaciones de la sociedad civil, presentaron importantes medidas para asegurar la protección de los derechos humanos de todas las personas que viven o transitan en el país.
En ese sentido, el Director Nacional del SJM, José Tomás Vicuña, llamó a incorporar a los profesionales de la salud que han estudiado en el extranjero.

"Hoy tenemos la posibilidad de salvar vidas si sumamos a profesionales de la salud que estudiaron en el extranjero y que no pueden unirse a la batalla contra el coronavirus porque aún no logran convalidar su título", sostuvo Vicuña.
Asimismo, afirmó que a pesar de que se decretó la autorización para la contratación de médicos extranjeros, cuyo título aún no está validado en Chile, existe una lentitud en la ejecución de esta medida. "Hasta ahora hemos visto un retroceso en la concreción. Proponen implementar extraordinariamente mecanismos de convalidación expedita de títulos a profesionales de la salud obtenidos en el extranjero y permitir su integración en labores de apoyo a equipos de salud en el caso de que aún no hayan convalidado sus títulos", indicó.
Por su parte, la representante diplomática de Venezuela en Chile, Guarequena Gutiérrez, apoyó esta iniciativa. "Tenemos una base de datos de cerca de dos mil médicos venezolanos que están dispuestos a trabajar en esta crisis sanitaria. En este momento, es menester que pasen a formar parte de la primera fila de la salud para ayudar tanto a chilenos como a todos los habitantes del país", explicó.

Además, se indica que los niños, niñas y adolescentes migrantes pueden verse en un contexto de especial vulnerabilidad, pues los hogares migrantes presentan mayores índices de hacinamiento y allegamiento, lo que los expone a posibles situaciones de abuso o violencia. "Ante eso, es fundamental que se establezcan y difundan canales de información y de denuncias que sean accesibles para los menores", señaló el sacerdote jesuita.
Respecto a la protección de la población extranjera, migrante y refugiada, indicó que "es fundamental que el Estado no discrimine en el acceso al tratamiento médico o a la ayuda económica básica por la situación administrativa de las personas, ya sea si están en situación irregular, o no tienen recursos para alimetarse o pagar un tratamiento".

MEDIDAS
• Garantizar a personas extranjeras el acceso a la salud y prestaciones de primera necesidad, sin importar su estatus migratorio.
- Asegurar que no existan diferencias en el acceso y financiamiento de prestaciones de salud, especialmente exámenes y tratamiento de COVID-19, para personas extranjeras que se encuentren en situación irregular o con visa de turista vigente. Como señalan la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).
- No diferenciar según estatus migratorio el acceso a programas o medidas del Estado orientadas a la asistencia en insumos o prestaciones básicas, en especial la posibilidad de recibir Bono de Emergencia COVID-19.
- Acceso de seguro de Cesantía a personas extranjeras que hayan trabajado en el país y actualmente no tengan cédula de identidad vigente.
- Asegurar que la información proveída por el Estado para informar a la ciudadanía esté disponible en los principales idiomas hablados por la población extranjera en Chile.
• Adoptar medidas para facilitar la tramitación de visados, promover la regularidad migratoria y respetar los derechos humanos de las personas extranjeras.
- Renovar automáticamente, por 8 meses, el permiso de residencia correspondiente a solicitantes de refugio cuyo requerimiento aún no ha sido resuelto, en el caso de que haya vencido el visado establecido en el artículo 32 de la Ley sobre Protección de Refugiados.
- Renovación automática por un año de visados de residencia temporaria a quienes tengan solicitudes de renovación de visa en trámite.
- Establecer, de manera extraordinaria, mayores criterios de flexibilidad en la tramitación de visados. Siendo primordial, habilitar la solicitud de visas temporarias, visas de estudiantes y visa sujeta a contrato de manera online; suspender extraordinariamente todos los plazos administrativos que se dan a las personas extranjeras para realizar gestiones y presentaciones ante el Departamento de Extranjería, Policía de Investigaciones, Intendencias Regionales y Gobernaciones Provinciales; y permitir la realización de solicitudes y procedimientos sin la exigencia de contar con pasaporte vigente, considerando que muchos consulados no están atendiendo público en este contexto.
- Respeto del principio de no devolución pese al cierre de fronteras: como señalan distintos organismos internacionales, el control de las fronteras debe y puede realizarse respetando los derechos humanos, incluido el principio de no devolución, a través de cuarentenas y controles de salud.
- Adoptar medidas extraordinarias para la regularización de niños, niñas y adolescentes, para facilitar la garantía de sus derechos y el acceso a servicios sociales básicos.
- Ampliación y prórroga automática de permisos de turismo para personas extranjeras que se encuentren en el país, mientras haya cierre de fronteras.
- Disponer desde el Departamento de Extranjería de un canal expedito que permita comunicar casos sociales críticos para acelerar procesos según criterios de priorización.
• Incorporación de personal de salud con estudios en el extranjero a equipos de asistencia médica.
- Implementar instrumentos que faciliten y agilicen los mecanismos de homologación y convalidación de títulos para profesionales de la salud obtenidos en el extranjero.
- Permitir la integración de profesionales de la salud, con títulos obtenidos en el extranjero que aún no han sido convalidados.
- Establecer planes de no discriminación y buen trato en equipos de salud, con elementos que incorporen la interculturalidad en la asistencia sanitaria.
• Protección ante toda forma de violencia interpersonal y estructural producto de la crisis sanitaria y las situaciones de cuarentena.
- Incorporar, dentro de las medidas que impulsa el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género para apoyar a las mujeres que sufren violencia en este periodo, una línea de apoyo con pertinencia intercultural a través de mediadores/as y traductores/as.
- Facilitar la información y el acceso expedito para realizar denuncias por parte de niños, niñas y adolescentes (NNA) en contextos migratorios, considerando que las diferencias en condiciones de habitabilidad de los hogares migrantes, podrían exponerlos a un mayor riesgo a sufrir y/o ser testigos de violencia o abusos en sus hogares.
- Generar acceso a materiales pedagógicos con perspectiva intercultural para padres, madres y cuidadores/as de NNA migrantes, que permitan acompañar el contexto de cuarentena con información sanitaria, apoyo escolar u otros elementos relevantes para la protección de NNA en contexto migratorio. Lo anterior mediante plataformas digitales y el canal televisivo TV Educa Chile.
- Prevenir y combatir los discursos racistas y en particular aquellos que estén dirigidos a asociar el COVID-19 con las personas migrantes, extranjeras o nacionales de un determinado país.