Portada Facultad de Ingeniería y Arquitectura Noticias de la facultad Con exposición sobre los cambios necesarios para la formación de más ingenieras, programa ING 2030 realizó su puesta en marcha

Facultad de Ingeniería y Arquitectura


Lunes 31 de mayo de 2021
Casa Central - Iquique

Con exposición sobre los cambios necesarios para la formación de más ingenieras, programa ING 2030 realizó su puesta en marcha

Ceremonia de inauguración contó con la presentación de la primera ingeniera civil aeroespacial de Chile, la científica Karin Saavedra Redlich.

“Quiero felicitar a la Facultad de la Universidad Arturo Prat, por este importante desafío y oportunidad que tienen para redireccionar el quehacer académico llegando a una institucionalidad más amplia, más flexible, para fomentar espacios para la creatividad, pensamiento divergente y diversidad, para incluir también todas las capacidades que tienen en su territorio”, con estas palabras la doctora en Ingeniería Mecánica y primera ingeniera Civil Aeroespacial de Chile, Karin Saavedra Redlich, dio inicio a su exposición en lo que fue la ceremonia de puesta en marcha del Programa Ingeniería 2030 de la Facultad de Ingeniería y Arquitectura de la Universidad Arturo Prat.

La actividad fue encabezada por el rector de esta casa de estudios, Alberto Martínez: el intendente regional, Miguel Ángel Quezada; el director regional de Corfo, César Villanueva; el director ejecutivo del Programa Ingeniería 2030, Rodrigo Troncoso, además del decano de la FIA, Miguel Segovia Rivera. En este evento, que ha sido posible gracias al apoyo otorgado por el Gobierno Regional de Tarapacá y el financiamiento de Corfo, académicas, académicos, estudiantes e invitados especiales, se dieron cita a través de la plataforma Zoom, siendo además transmitido por las redes sociales de la Unap.

En la ocasión, la primera autoridad regional, Miguel Ángel Quezada, destacó la necesidad de generar instancias de desarrollo para Tarapacá y reforzó el compromiso por apoyar iniciativas que acorten las brechas académicas, científicas y de oportunidades, para otorgar espacios de crecimiento para la región y sus estudiantes.

Por su parte, el rector de la Universidad Arturo Prat, Alberto Martínez, destacó el trabajo que la FIA ha desarrollado para cumplir los sueños que se ha propuesto, hecho que se ha demostrado gracias a las preocupación de las carreras en la proceso del rediseño, a pesar de la complejidad y con un alto componente de vinculación con el medio “creo que estamos frente a un trabajo serio y comprometido que ha permitido transitar a ese posicionamiento, del cual obviamente se siente mucho orgullo”, indicó Alberto Martínez, quien además destacó que existen muchos proyectos en carpeta desde la Unap y la Facultad de Ingeniería y Arquitectura, por lo que es posible seguir avanzando con dedicación hacia los desafíos dentro de los nuevos tiempos y demandas.

El decano de la Facultad de Ingeniería y Arquitectura de la Unap, Miguel Segovia, resaltó también la necesidad de adecuar, tanto la mirada de la Universidad como de la FIA, hacia los cambios sociales, humanos y en general, en miras a nuevos proyectos y financiamientos. “Es bien sabido que nos enfrentamos a cambios fundamentales, no solo en lo sanitario, sino en lo social, en lo humano, en la forma de hacer las cosas en general. Es un tiempo de transformaciones, no solamente en lo que respecta a cómo nos miramos entre todos y todas, sino a cómo enfrentaremos juntos los nuevos paradigmas globales en cuanto a la educación, al trabajo, a la manera de relacionarnos, a la forma en que nos comunicamos”, expresó Segovia.

Asimismo, destacó que “nuestro objetivo primordial como programa Nueva Ingeniería 2030, es formar más y mejores ingenieras, ingenieros, posgraduadas y posgraduados, con un enfoque en el desarrollo de capacidades de investigación, innovación y emprendimiento, utilizando metodologías activo-participativas con acento en el aprendizaje autónomo y práctico, en ambientes multidisciplinarios y multiculturales con integración de minorías y paridad de género”.

Finalmente hizo un llamado a trazar un plan hacia el futuro con apoyo de académicas, académicos, administrativas, administrativos, estudiantes y la comunidad universitaria en general y aseguró que “es a través de estas proyecciones y objetivos, que el Programa Ingeniería 2030 aplicado en la Facultad de Ingeniería y Arquitectura de la Universidad Arturo Prat, busca transformar la formación de profesionales de la ingeniería, enriqueciendo sus capacidades de investigación, innovación y emprendimiento, con una profunda vinculación con el territorio regional, nacional y sus actores, y en colaboración con instituciones reconocidas a nivel mundial, respondiendo a criterios éticos, al desarrollo sustentable y al mejoramiento de la calidad de vida de las personas”.

 

MUJERES, TECNOLOGÍA E INNOVACIÓN

Karin Saavedra, destacó que gracias al Programa Ingeniería 2030 de la Universidad de Talca, se han podido realizar estudios y proyectos para la investigación de la disparidad entre el desarrollo y desempeño de mujeres versus hombres en el país. En su trabajo denominado “Mujeres Tecnología e Innovación”, la experta dio a conocer que, según estudios, las mujeres con carreras universitarias en Chile ganan por promedio 65% menos que los hombres, muy por debajo del resto de los países de la OCDE y, no solo reciben menos salario, sino que los productos orientados hacia ellas son más caros.

“Hay una cifra que indica que, en Chile, el 20% de las mujeres son emprendedoras, lo que no explicaba esta cifra, es que se trata de trabajos de subsistencia. Entonces, son claramente muy precarios como empleo. Las mujeres en Chile, sobre todo, tienen dificultades en la participación económica”, aseguró la magíster en Ciencias de la Ingeniería.

Resaltó que estas diferencias se deben a circunstancias que pueden agruparse en dos puntos: la segregación vertical respecto de los puestos de trabajo y la segregación horizontal, pues mujeres y hombres no están distribuidos uniformemente dentro de las áreas del conocimiento. “Hay muchos, miles de ejemplos donde se reproducen los sesgos de género, o donde no se han tomado las opiniones, o formas de ver el mundo, de todas las personas ya sean, hombres, mujeres y también minorías. Un ejemplo de estudios, son los infartos cardiacos, que han sido sub estudiados en las mujeres, pues todas las investigaciones se han realizado en animales machos”, agregó Saavedra.

En este sentido, explicó la ingeniera, el cómo se conciben las ciudades, los trayectos, estudios, que comprenden el comportamiento masculino más que el femenino, deben ser considerados desde todos los puntos de vista. “Incluso la pandemia tiene características de género. Han sido más afectadas, laboralmente, las mujeres, que han asumido mayoritariamente el cuidado de los hijos y de los enfermos, sin embargo, los hombres han tenido mayor tasa de mortalidad. Todas estas soluciones, todo nuestro día a día, todo lo que generamos como ingeniería, tiene que estar pensado desde la óptica de que no somos iguales mujeres y hombres; que vivimos un mundo distinto y que tenemos que estar presentes cuando se creen las soluciones”, aseguró la primera ingeniera aeroespacial de Chile.