Portada Noticias y Actividades Talleres de diálogo para reconstruir la confianza: Centro Nansen capacita a más de 100 personas en herramientas básicas de diálogo

Noticias y Actividades


Lunes 9 de mayo de 2022
Sede Victoria

Talleres de diálogo para reconstruir la confianza: Centro Nansen capacita a más de 100 personas en herramientas básicas de diálogo

Escucha activa, hacer preguntas que ayuden el entendimiento y mapeo de situaciones, son algunos de los contenidos de un nuevo taller del Centro Nansen con 7 universidades de La Araucanía.

En una colaboración entre las universidades de la Araucanía y el Centro Nansen para la Paz y el Diálogo, más de 100 personas participaron en un nuevo ciclo de siete talleres de diálogo en la región.  Hasta el momento, casi 400 personas han sido parte de estos talleres, que se realizan en forma simultánea en las universidades de La Araucanía.

En esta ocasión, Alfredo Zamudio, director de la misión en Chile del Centro Nansen, explicó: “Estos talleres son un pequeño aporte para reconstruir la confianza. Un proceso de diálogo puede tomar tiempo, por las desconfianzas, los temores y también porque son muchos quienes deben participar. En los talleres Nansen escuchamos la importancia de lograr la participación de quienes usualmente son ignorados por los grandes actores. Por ejemplo, ¿cómo incluir a las mujeres, a las personas mayores, a los niños y niñas y adolescentes en un proceso de diálogo? Se necesita crear un proceso incluyente y que alcance a más gente. Los talleres Nansen buscan aumentar las capacidades, que se hagan más puntos de encuentro, donde participen muchos más que sólo las personas de poder”.

Las casas de estudio recibieron de forma paralela a más de un centenar de personas en sus respectivas sedes de Temuco, Villarrica y Victoria, donde integrantes de organizaciones sociales, representantes gremiales, académicos, estudiantes, mundo mapuche, empresarial, funcionarios municipales y de servicios público, aceptaron la invitación del centro noruego a sumarse a estos encuentros que, a través de esta pedagogía, busca generar cambios profundos y sostenibles, basados en la confianza y en la construcción de relaciones.

Al respecto, la rectora de la Universidad Santo Tomás en Temuco, Rosemarie Junge Raby, sostuvo que están muy contentos de poder nuevamente, hacer un taller de herramientas de diálogo, junto al Centro Nansen. “Este es el primero que realizamos este año 2022, siendo más de 140 personas las que se están capacitando en línea en las siete universidades de La Araucanía. Esperamos poder seguir haciendo más talleres durante el año y que sean cada vez más, las personas capacitadas que ayuden a recuperar el diálogo en nuestra región, donde es tan necesario. Si realmente queremos cambios profundos, es importante dedicarle tiempo a dialogar”.

ENCUENTRO DE MIRADAS

Alejandra Aillapan, representante de Corporación Wüfko, dijo estar muy contenta con haber sido convocada a este espacio, “porque se ha dado todo de forma muy abierta, participativa, colaborativa y, sobre todo, porque se han generado los espacios de cuidado para que nosotros podamos tener esta retroalimentación. Ha sido un espacio para entender que podemos relacionarnos desde diferentes áreas, y apreciar en qué contexto nos encontramos para poder trabajar en la diversidad”.

Algo parecido experimentó Gabriel Mercado Elgueta, director de Desarrollo Económico de la Municipalidad de Padre Las Casas, quien señaló tras su participación: “El hecho de que te entreguen herramientas para generar diálogo, no solamente resolución de conflicto, sino que conversar, conocer a un otro, o eventualmente conocer una u otra posición, y marcar un camino que tenga un resultado o una respuesta relativamente cercana o a mediano plazo, es súper importante, y sobre todo en los tiempos que estamos viviendo ahora. En medio de tanta polarización, tener estos espacios de aprendizaje es súper positivo”.  

 

Para la profesora del Instituto Superior de Especialidades Técnicas de Temuco, Meylin Vildoso, la forma en que se ha implementado este taller es de mucha utilidad, pues le permitirá aplicar cada una de las técnicas adquiridas en el ámbito que ella se desempeña. “Me llevo muchos aprendizajes en la forma de dialogar, en cómo podemos nosotros entregar herramientas, sobre todo a los jóvenes que les cuesta hoy en día aceptar o respetar las diferencias de opinión y buscar soluciones de manera pacífica”.

 

Magdalena Queupomil, miembro de la Comunidad Contreras, afirmó que esta “ha sido una experiencia muy enriquecedora y podré compartir con mi gente, una visión más amplia. Poder enfrentar con más seguridad y amplitud de criterio el resolver conflictos. Para enfocar de una manera más fácil, cuando tenemos un problema como comunidad o familia. Siempre vamos a tener conflictos, pero ahora nos han dado las herramientas para enfrentarlo”.

Cada una de estas reflexiones comparten un mismo sentir, tal como lo aseveró Paulo Gatica Garrido, jefe zonal de empresas de la zona sur del Hogar de Cristo, y es “que tenemos que ser agentes de cambio, tenemos que ser una semilla que se está plantando a nivel regional y nacional, y que nos permite seguir generando pequeños círculos de diálogo en nuestra región y eso poder extrapolarlo a nivel nacional. Si muchos en la región estamos dialogando y hablando un lenguaje común, entonces vamos a tener la posibilidad de entendernos con otros, de una manera mucho más clara y transparente, entendiendo cuales son las necesidades del otro, sus intereses y buscar una salida y un camino común”.